dimarts, 2 de setembre de 2014

LA VIDA SALVATGE DE LA PETITA NORI


En aquesta foto la petita Nori s'està ficant pel mig dels cactus.
Foto: cortesia d'Àlex Pech
Aquí segueix passejant:
Foto: Àlex Pech

I potser volia mossegar el cactus i segueix jugant
Foto: Àlex Pech

I us poso també fotos de l'Aki i la Chi:
Chi. Foto:Àlex Pech


Aki. Foto:Àlex Pech

Adéu  i fins una altra!!!!!


10 comentaris:

  1. La Nori está preciosa, ¡cómo ha crecido! La Chi, parece enfadada o triste, no sé... aunque las fotos a veces engañan mucho, reflejan un instante tan breve... Y Aki muy simpático haciendo alarde de su agilidad. El título muy bueno, y, por cierto Dídac, ¿no te gusta hacer fotos?
    Gràcies, una abraçada

    ResponElimina
    Respostes
    1. ... Es que mi cámara es muy vieja y no se pueden pasar las fotos... La Chi 'manda' y a veces le pone cara de 'aquí mando yo' a la Nori, pero es muy cariñosa con las personas. Aki es simpático aunque muy tímido y se esconde cuando vienen los primos. La Nori ha crecido mucho de tamaño pero se comporta como un bebé: salta por todas partes y a veces salta encima de la espalda de las personas. Saludos!

      Elimina
  2. Respostes
    1. Està gran però es segueix portant com si fos petita. Salta per tot arreu, obre els llums!, s'amaga sota els llençols i si ens deixem coses petites damunt la taula les agafa i les canvia de lloc... Però és molt carinyosa i es deixa agafar en braços per qualsevol persona. L'Aki i la Chi només es deixen agafar per nosaltres, i no tant. Una abraçada!

      Elimina
  3. ¡Hola, Elisa!!!

    Que bonita entrada nos dejas, Elisa.

    Ay, que chulada de animalito! Me encantan. Claro son juguetones como niños chicos.
    Yo vivo casi a pie de de la calle donde pasan coches... y no puedo tener gatos porque me los atropellan. Me pasó con dos, y a los tres no llega no!!!. Ahora lo que tengo es un perrito que lo puedo sacar con su cadena.

    Ha sido un placer pasear por este rincón de peluches reales.
    Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
    Un beso wupa, y se muy muy feliz.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Siento mucho lo de los gatos... no es el único caso, por desgracia.
      Tener contacto con los animales es una maravilla, y para los niños es extraordinario.
      Un fuerte abrazo!

      Elimina
  4. Peso de nuevo a desearte una feliz semana: y agradecer tu paso por mi humilde espacio.
    Te dejo un fuerte abrazo y mi estima siempre.
    Besotesssssssssss.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias, Marina: Me hace mucha ilusión que pases por aquí. Un abrazo grande!

      Elimina
  5. ¡Hola, Elisa!!!

    Pues de nuevo paseando por tu casita virtual: para agradecer tus letras en mi rincón primaveral, aunque haya entrado el otoño, ésta estación que comienza a dejar un pizco de melancolía en mi alma. Los días más cortos... Y lo van a ser mucho más, cuando cambie la hora. Pero bueno... Lo iré llevando.

    Bien, pues ha sido un inmenso placer charlar este ratito contigo. Eres una chica mu maja, la cara es el espejo del alma; y la tuya me cuenta que llevas belleza tanto fuera como dentro. Gracias por ser como eres.

    Te dejo mi abrazo y mi estima siempre.
    Besos azules en vuelo; y feliz fin de semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas Gracias, Marina. Esta sensación melancólica otoñal a mí me gusta mucho... hasta que cambian la hora y se hace de noche en seguida.
      Es muy agradable siempre pasar por tu blog, lleno de palabras amables. Y... ¡con qué frecuencia! Un placer. Un abrazo!

      Elimina